lunes, 2 de abril de 2012

Imagínese

Ana María Shua 

En la oscuridad, un montón de ropa sobre una silla puede parecer, por ejemplo, un pequeño dinosaurio en celo. Imagínese, entonces, por deducción y analogía, lo que puede parecer en la oscuridad el pequeño dinosaurio en celo que duerme en mi habitación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada