jueves, 27 de octubre de 2011

Evolución


Homero Carvalho Oliva

Al despertar Cucaracha Brown una mañana , tras un sueño intranquilo, encontróse en su cama convertido en un imperfecto humano. Y esto sí que era un problema, pues, como están las cosas en nuestra sociedad , al pobre Cucaracha Brown le será muy difícil acostumbrarse a su nuevo estado. ¿Cómo se las va a arreglar , por ejemplo, para explicar que antes era una feliz cucaracha y que , por tan sencilla razón, no posee documento de identidad, licencia de conducir, cuenta bancaria, tarjetas de crédito  o algún número clave que lo identifique como persona cibernética central?. ¿ Quien le va a creer que no tenga familia , escuela, un barrio, un trabajo honrado, novia y número de teléfono?. Es fácil trasladarse de domicilio y dejar abandonadas a una o más  cucarachas en la casa anterior pero, ¿ qué hacer con un ser humano sin locura aparente o amnesia declarada, sin los años necesarios para  encerrarlo en un asilo de ancianos? 
Una cucaracha se da modos  para comer desperdicios, cualquier cosa, no dejarse pisar sin embargo no siempre sucede lo mismo con una cucaracha que se ha despertado , perfectamente convertida en ser humano con conciencia social y orgullo ciudadano; un hombre que no sabe desempeñar oficio alguno y que prefiere morirse de hambre antes que andar mendigando un mendrugo de pan. Esto que es todo un problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada