lunes, 11 de junio de 2012

Mensaje

Por: Thomas Bailey Aldrich

Una mujer está sentada sola en una casa. Sabe que no hay nadie más en el mundo: todos los otros seres han muerto. Golpean a la puerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada