viernes, 2 de marzo de 2012

Promesa

Por: Ximena Cancino Cifuentes

A los dos les gustaba visitar las capillas, iglesias y catedrales.

En varias oportunidades se encontraron con misas, bautizos, casamientos y funerales. El siempre le decía: “si yo muero antes, no quiero que uses luto el día de mi funeral, quiero que te vean realmente como eres”.

Pasaron los años. El contrajo una enfermedad que terminó rápidamente con su vida. El día había llegado, era el momento para cumplir lo que tantas veces prometió. Detrás del ataúd ella avanza, lentamente por el campo santo completamente desnuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada